Adidas Originals

Adidas Originals

Comprar Adidas Originals

  Adi Dassler fundó adidas un 18 de agosto de 1949 porque quería aportar mejoras al rendimiento de los deportistas. Setenta años después, adidas ha demostrado que ha conseguido dejar huella no solo en el mundo del deporte, sino también en la moda, la música, la cultura, la sostenibilidad y otros ámbitos.

Tras la aparición oficial de las tres bandas en 1949, los años 50 supusieron un boom en cuanto a tecnología e innovación para deportistas de talla mundial. La primera década de adidas vio nacer la Samba, una zapatilla que todavía hoy es una favorita en el fútbol sala por su agilidad y velocidad, y un icono de la moda urbana. Los cincuenta también vieron el desarrollo de una zapatilla de velocidad que batió récords y el nacimiento de la primera bota de fútbol diseñada con una plantilla de nailon, lo que supuso un cambio radical e inmediato en el ajuste y la sensación. Esta década también sirvió para establecer una base sólida para posteriores creaciones, como la zapatilla de baloncesto y training Allround, que se convirtió en un icono en los años 80. Aquellos años fueron revolucionarios: cambiaron el panorama de lo que los atletas y deportistas calzaban para rendir al máximo, aunque para adidas solo era el principio.

La década de los 60 fue la de romper barreras: desde Kathrine Switzer en la Maratón de Boston como primera mujer en correr oficialmente una maratón, hasta la introducción de la técnica Fosbury, que cambiaría para siempre el modo de afrontar el salto de altura. Fue una década en la que los deportistas desafiaron los límites de sus deportes con productos de increíble calidad para aquel tiempo. adidas desarrolló la primera zapatilla específica de running y la zapatilla de atletismo Azteca Gold para los Juegos Olímpicos de México, que aportaba a los atletas ventaja competitiva. También en los 60 aparecieron modelos que se convertirían en clásicos de la moda urbana como el emblemático chándal de adidas. La mítica adidas Samba accedería al rango de los clásicos de culto.

Los años 70 nos trajeron música, moda y cultura que se han convertido en emblemas de una época, así como momentos clave en la historia del deporte. Desde el Telstar, el primer balón de fútbol oficial de la Copa Mundial, hasta la primera edición de la mítica adidas Superstar, la década de los 70 demostró ser un periodo influyente en la cultura de hoy. Esta década sentó las bases para la creación de prendas de moda urbana muy queridas hasta el día de hoy como la Adilette, la chancla más famosa del mundo, y la emblemática zapatilla de tenis blanca que lleva el nombre de Stan Smith. A medida que estos diseños evolucionaban hasta lo que son hoy, nosotros teníamos en mente la sostenibilidad y la innovación. La Nite Jogger iluminó los 70 con sus nuevos materiales para correr en la oscuridad. En 2019 se rediseñó con Boost como zapatilla urbana que brilla en la oscuridad para los creadores nocturnos.

Los 80 fueron una década de innovación. El deporte tuvo una gran influencia sobre la cultura, la música sobre la moda y la tecnología progresó. adidas dio grandes pasos aportando nuevas tecnologías a calzado deportivo de todo tipo. La Micropacer introdujo el registro digital del rendimiento con una pantalla en la lengüeta que medía la distancia recorrida, la velocidad media y el consumo de calorías. En 1983 se presentó la adidas Copa Mundial, que se convirtió en la bota de fútbol de tacos más vendida y un icono en el terreno de juego todavía utilizado por muchos futbolistas a día de hoy. La Torsion ZX8000 introdujo una tecnología de torsión flexible para correr, lo que la convirtió en la primera zapatilla en adaptarse al movimiento natural del tobillo. Los 80 rompieron barreras también en el mundo de la cultura, con Run-D.M.C creando un culto propio de seguidores con la chaqueta bómber M45k Best. La leyenda de la maratón de Nueva York Grete Waitz registró grandes marcas con las Atlanta. La zapatilla Hercules inspiró toda una revolución en la industria de la música y los elementos de amortiguación de los años 80 inspirarían zapatillas posteriores como la adidas NMD.

Los años 90 destacaron por su inconfundible moda, y también fue una década en las que las tecnologías se acercaron mucho a lo que son hoy. Para la maratón de Boston, adidas desarrolló la emblemática chaqueta EQT Volunteer en blanco y turquesa. Esta chaqueta marcó una nueva era para adidas, pues presentaba el nuevo logo de las tres bandas que se convirtió en el actual Badge of Sport. Otras chaquetas como la Anga presentaban diseños coloridos y bloques de color que vuelven a ser muy populares hoy. En 1994, una nueva jugadora llegó a los campos de fútbol. La Predator Cup fue una auténtica revolución en el calzado de fútbol. Presentaba unas elevaciones en forma de cresta en el antepié para aumentar la fricción con el balón. 

Los años 2000 supusieron evolucionar sobre lo que ya funcionaba. Llegaron la Predator Precision SG personalizada para la estrella del fútbol David Beckham y la Adizero Adios Neftenga con la que Haile Gebrselassie estableció un récord mundial de maratón. La Supernova Cushion M se convirtió en la zapatilla de running por excelencia de los años 2000 y en la actualidad ha recuperado su popularidad gracias a la moda de las zapatillas chunky. adidas también irrumpió en el mundo de la ropa de natación de alto rendimiento con la tecnología punta creada para que Ian Thorpe redujera su resistencia en el agua. También fue la década de las colaboraciones, con Yohji Yamamoto y el lanzamiento de la YY MEI Brocade, que sentó las bases para la posterior colaboración Y-3, y Stella McCartney y su línea de ropa deportiva de diseño que continúa hasta hoy.

En la década de 2010 se sigue evolucionando: la sostenibilidad ha estado al frente de nuestros nuevos lanzamientos. adidas se ha unido a Parley, una organización para la conservación de los océanos, para desarrollar ropa y zapatillas confeccionadas con plástico rescatado de los mares. Se trata de un movimiento que comenzó para dejar de producir desperdicios reutilizando el plástico y otros residuos que ya están contaminando el planeta. Con una cada vez mayor conciencia sobre la sostenibilidad, han llegado otras innovaciones a nuestras tecnologías deportivas. Esta última década ha traído el desarrollo de Boost, la mediasuela que devuelve energía y que se ha convertido en la favorita entre los corredores. La Futurecraft 4D ha abierto la puerta a una nueva forma de diseñar zapatillas, con una mediasuela desarrollada desde el estado líquido con la estimulación de la luz y el oxígeno: un nuevo paso en la evolución de la amortiguación. Esta década también ha traído colaboraciones emblemáticas con Stella McCartney, que fusiona la moda de alta costura con el alto rendimiento deportivo, y con Kanye West y el lanzamiento de las YEEZY, una nueva línea de culto. A medida que nos acercamos al presente, somos testigos de nuevas generaciones que rompen barreras luchando por la igualdad. En 2015, adidas lanzó la Superstar Pride Pack, convirtiéndose en la primera zapatilla LGBT+ para el mes del Orgullo.