Red Wing Shoes

Red Wing Shoes

COMPRAR RED WING SHOES

  En Corbeto’s siempre nos hemos enorgullecido de ofrecer a nuestros clientes las mejores botas del mercado. Nuestro objetivo siempre ha sido poner a su disposición las mejores marcas, valorando especialmente la creación del producto, su confección y la elección de las materias primas.

Por eso, hoy nos es es muy grato presentaros a Red Wing, una de las marcas de las cuales somos punto de venta oficial. Y es que la centenaria Red Wing no es una marca de botas cualquiera. Ubicada en la ciudad con el mismo nombre, es de los poco fabricantes americanos que aún efectúa todo el proceso en los Estados Unidos y, además, sigue los mismos métodos de cuando empezaron su producción en los albores del siglo XX. El resultado es una línea de botas artesanas, excelentes y de gran calidad; duras para resistir lo que le echen, pero suaves para cuidar de tus pies.

La historia de Red Wing Shoe Company tiene los clásicos componentes de las historias del sueño americano cumplido. A finales del siglo XIX, Charles Beckman, un joven inmigrante alemán de 17 años llega en tren a la pequeña ciudad de Minnessota de Red Wing. El primer empleo que encuentra es en una fábrica de cuero y allí empieza a desarrollar un ávido interés en la fabricación de botas.

Poco después abre una tienda de calzado inspirado por el deseo de vender únicamente botas de buena calidad. Pero el negocio no prospera y se ve obligado a cerrar. De todas formas, tiene claro que encontrar botas de calidad es algo difícil. Así que decide convertirse en fabricante.

De esta manera, en el año 1905, y gracias a la ayuda de 14 inversores que compartían su sueño, fundó la Red Wing Shoe Company. La fábrica original (ahora conocida como Plant 1) estaba situada en la esquina de las calles Main Street y Potter, y la primera bota que se fabricó era una bota de trabajo, de cuero, con hebillas y cordones para un ajuste más seguro.

Más tarde, durante los años 20′, expandieron las líneas de negocio en dos sentidos. Por un lado, a principios de la década con la creación de botas de trabajo para ocupaciones específicas. Por otro, en 1926, con la creación de la primera línea femenina, la bota Gloria.

Así mismo, también fue toda una innovación allá por el año 1940 el inicio del serviciode venta de botas móvil. Vendedores autorizados recorrían el país con una caravana llena de botas Red Wing, para llegar al lugar de trabajo del cliente. El innovador proyecto comercial duró hasta 1964.

Fue en ese año cuando se creó la segunda planta de fabricado, (ahora conocida como Plant 2) y donde aún se fabrican actualmente muchos de los productos de la marca con las mismas herramientas de entonces.

En 1986, la compañía se hace con la empresa S.B. Foot Tanning Company, una instalación de producción de cuero también ubicada en Red Wing. De esta manera, Red Wing Shoes es de los pocos fabricantes de botas que controla totalmente todo el proceso de creación desde el inicio.

Y en el año 2005, la compañía celebró su centenario construyendo una gigantesca bota de cuero, de casi 5 metros de alto y de más de 1000 Kg de peso. Digna de los Guinness!!!

Si por algo se distinguen la botas Red Wing es por la habilidad y precisión con la que cada una ha sido fabricada, dejando claro que detrás de su proceso se encuentra un artesano que se preocupa, por encima de todo, de la calidad.

Antes de llegar al final de proceso y tener la bota terminada, los materiales y los componentes que la forman avanzarán a través de más de 30 pasos diferentes, así como por las manos de unas 100 personas.